viernes, julio 08, 2005

Al volver a mi estado natural...

Arrebatando unos cuantos kilos de maquillaje de la piel marchita,
rumores de nubes azules y púrpuras de los ojos,
pestañas de chapopote para afilar la mirada.
voy a dejarme de ver como puta,
a quitarme el disfraz de víbora y hiena mal parida
para ser yo de nuevo,
sólo yo,
sin una gota de mentiras,
ni escote ajustando las cuentas con la inseguridad.
A caminar con los pies descalzos de fantasías, para caminar sobre clavos,
hoy no es hoy fue ayer pero en el ayer de mañana,
estoy cansada y descansaré de la piel, la sangre, las tripas y los huesos,
a dormir en el cementerio para criar cuervos
y sacarme los ojos...

La únicas verdades se escriben sobre la piel y se diluyen en la sangre

“EL RESTO ES MENTIRA”

3 comentarios:

Baracunatana dijo...

Las verdades solo son y serán evidentes a tus propios ojos... al resto, las mentiras; caen en segundo plano. Ya que uno proyecta lo que quiere que el resto de las personas crean.

Filos en Mundo de Sofía dijo...

Tal vez sólo me refería a aquellas verdades que aunque uno ponga su mejor cara, siempre se quedarán en la piel y en la sangre. Hay cosas que aun cuando nuestra mente modifique a su manera, siempre sucedieron de una forma nos guste o no, y siempre serán así...

Anónimo dijo...

Excellent, love it! video editing schools